OBJETIVO

Este pilar mide la participación de la fuerza laboral en condiciones de trabajo favorables, las cuales servirán para ampliar sus oportunidades económicas, logrando el correcto equilibrio entre empleo y remuneraciones.

DESARROLLO

Tener un empleo formal y correctamente remunerado, posibilita a las personas para acceder a una amplía gama de beneficios, los cuales ayudan al crecimiento de la economía de un país y provocan bienestar social. Entre los beneficios antes referidos, se puede mencionar el hecho de que los empleados pueden acceder a servicios de seguridad social, obtener un salario que satisfaga sus necesidades básicas, y la opción de ahorrar para el retiro por medio de afores públicos o privados.

Por otro lado, el empleo formal fortalece su crecimiento profesional y personal, así como el de sus familias, ya que se facilita el acceso a mejores oportunidades educativas y servicios crediticios o de banca, entre otros, los cuales representan un reto al momento de intentar obtenerlos cuando se trabaja en la informalidad.

En resumen, la población económicamente activa, debe contar con un empleo que le ofrezca una remuneración justa y acorde al trabajo realizado; siempre respetando los derechos y prestaciones a los que se hace acreedor.

¿QUÉ ES LA INCLUSIÓN LABORAL?

La inclusión laboral significa la posibilidad de la población para acceder a nuevas y mejores oportunidades laborales, con una remuneración acorde al trabajo realizado; así como a prestaciones básicas por ley. Todo esto en un marco jurídico de respeto a los trabajadores que catalice sus habilidades y aprendizajes en pro del desarrollo económico. En este pilar se incluyeron variables relacionadas con el empleo informal, el desempleo y el salario, las cuales permiten vislumbrar un panorama sobre los aspectos específicos en los que se debe trabajar para lograr un mercado laboral inclusivo y de oportunidades.

PRINCIPALES HALLAZGOS

El estado de Chihuahua es el que tiene menos ocupación en el sector informal y goza de una de las distribuciones salariales menos desiguales del país. Sin embargo, preocupa que, la tasa más baja de informalidad laboral en el país sea que tres de cada diez jóvenes (entre 15 y 29 años) trabajan de manera informal. También contrasta que en la entidad existe un entorno poco amigable para la participación de las mujeres en la fuerza laboral.

Los resultados dejan entrever que las condiciones de trabajo en México no son las adecuadas y no proporcionan un entorno idóneo para el desarrollo de habilidades y el incremento del bienestar. Las tasas de empleo informal en los jóvenes se disparan hasta casi 80% en estados como Chiapas y Guerrero, lo cual evidencia la falta de oportunidades para la población joven, situación que debería atenderse y revertirse, ya que en esa edad la población debería desarrollar las habilidades laborales necesarias para incrementar el valor agregado que ofrece a la economía, e incluso adquirir la experiencia para crear innovaciones, desarrollar nuevas tecnologías y establecer empresas.

INICIATIVAS

  • Generar los incentivos fiscales y administrativos necesarios para los estados con mayor rezago en la generación de empleos en el país.
  • Evaluar la correcta aplicación del marco normativo en materia de condiciones laborales y salarios equitativos.

INDICADORES DE MEDICIÓN

a) Participación económica y oportunidad

5.1 Participación femenina en la fuerza de trabajo

5.2 Tasa de desempleo

5.3 Tasa de empleo vulnerable

5.4 Empleo juvenil informal

5.5 Alcance de la economía informal

b) Compensación salarial y no salarial

5.6 Dispersión salarial

5.7 Disposición de cuidado infantil formal

RESULTADOS –INCLUSIÓN LABORAL

InclusionLaboral